Los casinos online son empresas reguladas

La liberalización de los mercados dentro de la Unión Europea ha alcanzado paulatinamente a todos los sectores de la vida cotidiana de los más de 300 millones de habitantes de los países que la integran. Uno de ellos es el sector del juego.

El juego, a través de las regulaciones tradicionales de establecimientos físicos, con salas, mesas y maquinaria real, ya tenía su propio historial de regulaciones. La irrupción de las nuevas tecnologías también alcanzó al sector del ocio, y con ello hizo necesaria una legislación específica.

La Ley de Regulación del Juego en España

En mayo de 2011, el parlamento español promulgó una ley con el fin de garantizar la protección del orden público, la prevención de las conductas potencialmente adictivas, la lucha contra el fraude, y la salvaguarda de los derechos de los participantes en juegos. Los menores no tienen permitido jugar con dinero real.

Regulación de casinos online

Gracias a la Ley de Regulación del Juego, que permitió acabar con casinos ilegales e irregulares, desde el año 2012 se empezaron a conceder licencias a diferentes operadores de sitios web que permitían apostar y jugar de forma virtual.

Impuestos sobre ganancias en casinos online

La ley obliga a tributar premios superiores a 2.500 euros ganados en cualquier juego físico u online. Cualquier jugador registrado en uno o más operadores de juego online está obligado a liquidar la parte correspondiente de sus ganancias, dentro de lo estipulado por la legislación. La tributación varía entre un 15% y un 25%, según la modalidad.

La confianza mutua entre casinos y jugadores ha ido en aumento, ya que la mayoría de casinos se han adherido a la campaña de juego responsable promovida por las autoridades mientras que la aplicación de la normativa legal ha hecho que el juego online sea seguro.

¿Son seguros los casinos online?

Internet es la red de información, socialización e intercambio de datos más grande del mundo. Representa un acceso fácil y rápido a todas las facetas de la vida diaria y su capacidad se extiende día a día.

Red de datos global

La enseñanza, el aprendizaje, las relaciones laborales, el trabajo a distancia… establecen lazos cada vez más sólidos a través de la red global. También el ocio ha ido reclamando su espacio en la realidad virtual, convirtiéndose en una atracción para usuarios de todas las edades.

La aparición de dispositivos electrónicos cada vez más accesibles ha generado un altísimo nivel de conectividad, el cual era difícil de imaginar hace solo unos años. Ahora se puede hacer casi todo desde un sofá con una tableta o móvil.

Seguridad en la red

La hiperconectividad y la consiguiente exposición de datos personales en internet, han propiciado la aparición de la ciber-delincuencia. La respuesta a esta realidad no podía ser otra que el desarrollo de mecanismos que garanticen la seguridad de las transacciones.

También se ha desarrollado una legislación específica para velar por la seguridad de los apostantes y compradores online. En España, esta normativa se rige por la Ley de Regulación del Juego. Además, el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego restringe el acceso al juego de menores, ludópatas o personas con incapacidad psíquica reconocida.

Asegurar apuestas y ganancias

Antes de depositar dinero o volcar datos personales en un casino online, es esencial realizar una pequeña investigación sobre la fiabilidad de cada casino. Esto se puede hacer a través de buscadores online, de opiniones de otros clientes y de un número de aplicaciones desarrolladas con este fin. Confirmar si tu dinero y datos están a salvo tan solo lleva unos minutos y bien vale la pena.