Sistema de Generación de Números

El Generador de Números Aleatorios (GNA), o RNG por sus siglas en inglés, es un sistema que permite hacer impredecible el resultado de una apuesta, y por tanto garantiza la limpieza del juego.

Actualmente, los avances tecnológicos han permitido que diferentes empresas desarrollen sus propios sistemas de GNA, certificados con diferentes estándares ISO/IEC.

Los GNA funcionan con un algoritmo en el que intervienen cuatro variables posibles:

  • Un valor inicial.
  • Una constante multiplicativa
  • Una constante aditiva
  • Un número sobre el que se calcula el resto de cifras

En el ámbito de los juegos y loterías, el concepto de aleatoriedad se puede explicar de diferentes modos:

Dentro de un Rango

La ruleta identifica el número ganador según diversas variables: color, pertenencia a la primera o segunda mitad de las cifras incluidas en el juego, si son pares o impares, o si se trata del número exacto.

Con Repetición

Los dados son un ejemplo de este tipo de GNA, puesto que se utilizan dos dados y ambos pueden proporcionar la misma cifra a la vez. El Blackjack también se puede incluir en este tipo de aleatoriedad: dentro de una baraja hay, al menos, cuatro cartas con el mismo valor.

También podemos encontrarnos en este caso con las tragaperras. Aunque en cada casilla solo pueda aparecer una figura, el resultado buscado es obtener tres o más figuras iguales.

Sin Repetición

En este caso, el juego de cara y cruz de una moneda es un claro ejemplo. No hay más opciones posibles: cara o cruz. Pero, en definitiva, la generación electrónica de números aleatorios es el secreto mejor guardado de los fabricantes de maquinaria de juegos de azar. Y en su salvaguarda intervienen las empresas que crean los sistemas, los laboratorios de certificación y las autoridades.